Amazon Contextual Product Ads

1 May 2011

Asesores pro transgénicos en el sector Agricultura

Domingo 01 de mayo de 2011.
La industria alimentaria y las avícolas son las que más importan maíz amarillo duro. 
por:NELLY LUNA AMANCIO

El secretario general del Ministerio de Agricultura (Minag), Juan Carlos Requejo, sostiene que Alexander Grobman, asesor de este despacho que defiende abiertamente el ingreso de transgénicos al Perú, “no ha realizado ningún trato comercial con una empresa de transgénicos, ni siquiera a través de las empresas en las que forma parte de su directorio”. Pero lo que el Minag no aclara es si Grobman comparte sus funciones de asesor con las de presidente de los directorios de Semillas Penta S.A. y Productora Agrícola del Campo, y con las de titular de la Asociación Peruana para el Desarrollo de la Biotecnología (Perú-Biotec).

Y es que una vez que el Instituto Nacional de Investigación Agraria (INIA) implemente el reglamento de bioseguridad, cualquier empresa comercializadora de semillas o la industria alimentaria podrá importar semillas transgénicas para sembrarlas en el país y luego venderlas. Otro asesor del Ministerio de Agricultura, William Vivanco Mackie, señala que “el Perú importa el 70% del maíz y que el maíz transgénico incrementará la productividad de los maiceros”. Calcula que con 400 mil hectáreas sembradas de este maíz en la costa, el Perú podría autoabastecerse.

Pero Grobman y Vivanco no son los únicos asesores del Ministerio de Agricultura que defienden apasionadamente el ingreso de transgénicos. Lo hace también Dow Hers Seiner Kertman, jefe del gabinete de asesores y, según la Sunat, apoderado comercial de Agroindustrial Lanchas S.A. y de Empacadora y Procesadora Huamaní S.A.C. Fue él quien declaró hace unas semanas que etiquetar los alimentos transgénicos era “una exquisitez de ricos”.

SIN ETIQUETADO

A este grupo de asesores se suma Carlos Noda Yamada, asesor del Ministerio de Economía, director ejecutivo en el Consejo Nacional de la Competitividad y asesor ad honórem de la alta dirección del Minag. Nada menos que tres cargos en el Estado. Noda ejerce su función de asesor del MEF y del Minag en la comisión que intenta reglamentar el código del consumidor para etiquetar los alimentos transgénicos.

Hace tres semanas, esta comisión, presidida por el Indecopi e integrada por representantes de los ministerios del Ambiente, Economía, Salud, Producción y Justicia, alcanzó a la PCM un reglamento consensuado sobre el etiquetado para su promulgación, pero fuentes confiables aseguraron a El Comercio que los asesores del MEF estarían dilatando su aprobación.

Esta semana intentamos conversar con el ministro de Agricultura, Rafael Quevedo Flores, que además, según la Sunat, es gerente general apoderado de Agrícola El Rocío, apoderado de Tal S.A., y gerente general de El Rocío S.A. (empresas vinculadas al cultivo de cereales, hortalizas y legumbres y a la producción avícola), pero nos informaron que su agenda estaba apretada y que concedería una entrevista tras su presentación ante una comisión del Congreso este 3 de mayo. Cabe recordar que los asesores del Minag son los mismos que fueron nombrados por el entonces titular del sector y actual ministro de Economía, Ismael Benavides.

La pregunta de fondo para analistas como Crisólogo Cáceres, presidente de la Asociación Peruana de Consumidores y Usuarios (Aspec), es a quién beneficia el ingreso y comercialización de estas semillas. Y, sobre todo, el de los cultivos más populares: la soya (que piensan sembrar en la Amazonía), el algodón y el maíz amarillo duro, pieza clave de la producción avícola y de una parte de la industria alimentaria.

“Este reglamento está diseñado para beneficiar el circuito del negocio del transgénico”, dice Cáceres. El maíz amarillo duro es uno de los productos que más se importan. Entre los principales compradores de este insumo en el país se encuentran, según la Sunat, San Fernando S.A., Corporación de Cereales, Rico Pollo S.A.C., Granja Rinconada del Sur, Redondo, Derivados del Maíz y El Rocío S.A.

Carta del Minag

El pasado 27 de abril, el secretario general del Ministerio de Agricultura, Juan Carlos Requejo Alemán, envió el Oficio 650 2011-AG-SEGMA a este Diario. En el documento señalan que “de acuerdo a lo manifestado por el propio señor Alexander Grobman, asesor de la alta dirección del Ministerio de Agricultura, él no representa a empresas de transgénicos ni tiene relación comercial o económica, directa o indirecta, con las mismas. Tampoco se dedica a realizar lobby a favor de cualquiera de las empresas que desarrollan o comercializan semillas transgénicas a nivel nacional o internacional. El señor Grobman ha precisado que no ha realizado trato comercial o personal con ellas, ni siquiera a través de las empresas en las que forma parte de su directorio. De otro lado, la participación del Minam en la composición del Grupo Técnico Sectorial en reemplazo del Instituto de Investigaciones de la Amazonía Peruana consta en el Decreto Supremo 034-2001-PCM, que también salió publicado el 15/4/2011, así como en el propio Decreto Supremo 003-2001-AG que aprobó el Reglamento Sectorial sobre seguridad, el cual ha recogido los aportes del Minam”.

RESPUESTA. El secretario general del Ministerio de Agricultura respalda a Alexander Grobman y responde por él. El “empresario genetista y semillero”, como el mismo Grobman se definió alguna vez, promueve a través de la asociación Perú-Biotec la investigación de transgénicos en el país. Fue él, además, que en representación del Perú, cuando era “asesor ad honórem” del Minag, se negó a votar a favor de un acuerdo para que, ante la imposibilidad científica de determinar los perjuicios del uso de transgénicos, las empresas asuman el costo de cualquier impacto negativo.[1]

Referencia:
[1] Diario El Comercio

No comments:

Post a Comment

Recuerde que sus comentarios son muy importantes, por lo que se pide un mínimo de respeto entre todos (escritores y lectores), este es un espacio para que Usted puede interaccionar de forma altura y demostrando educación.

Todos nuestros comentarios serán aprobados en cuestión de segundos.

Se prohíbe comentarios ofensivos, racistas y demás que puedan perjudicar la integridad o susceptibilidad de los lectores.

Ciencia y Debate, se reserva el derecho a eliminar comentarios que no cumplan con nuestros términos y condiciones establecidas.

NO ESCRIBA EN MAYÚSCULAS, las personas podrían pensar que grita o agresión!, si lo hace procederemos a filtrar su comentario.

Todos los comentarios son enviados por sus respectivos autores, necesariamente Ciencia y Debate no se responsabiliza por ningún calificativo o adjetivo usado por las mismas. Gracias

Twitter Delicious Facebook Digg Favorites More