Amazon Contextual Product Ads

6 May 2011

Ministro del Ambiente resalta que transgénicos tienen efectos negativos

Jueves 05 de mayo de 2011 
Antonio Brack reiteró postura a favor de moratoria al ingreso de los organismos vivos modificados. Para su par de Agricultura esta pone en peligro los acuerdos comerciales.

MARIANELLA ORTIZ

“El Perú no está en condiciones técnicas para hacer seguimiento a los eventos transgénicos”, afirmó ayer el ministro del Ambiente, Antonio Brack, durante su presentación en la Comisión Agraria. Junto con él estaba su par de Agricultura, Rafael Quevedo, quien inmediatamente retrucó que el Perú cuenta con las capacidades humanas, tecnológicas y de infraestructura para garantizar el desarrollo seguro de la biotecnología en el país.

“Los organismos sectoriales competentes deberían implementarse [para la liberación de transgénicos], porque ¿dónde está el mapa con las variedades de maíz, papa, algodones nativos, que no podrán intervenirse con los otros cultivos?”, preguntó el ministro del Ambiente. Nuevamente Quevedo respondió que su portafolio cuenta con un laboratorio especializado en detección de transgénicos y también con personal altamente capacitado.

Ambos fueron convocados para hablar sobre el Decreto Supremo 003-2011-AG, que abre las puertas a los organismos vivos modificados (OVM), llamados transgénicos. Aunque afirmaron abiertamente que esa norma fue parte de un consenso, también quedó claro que existen más discrepancias que similitudes sobre el camino que debe tomar el país en este tema. Así lo demostró la discusión sobre los efectos de una moratoria a estos cultivos, propuesta que muy probablemente será puesta hoy a debate en el Congreso.

Para Brack, el Perú debería mantenerse en la senda de exportar productos libres de transgénicos, incluso con una mayor incidencia en los productos orgánicos. “Los OVM pueden socavar los logros en las exportaciones de los productos orgánicos. El Perú no es Argentina ni Brasil”, advirtió en relación con los extensos terrenos destinados al cultivo de commodities transgénicos, como el maíz y la soya. Consideró que el Perú es único por su condición de país megadiverso.

También afirmó que los transgénicos tienen sus efectos negativos, como ocurrió en Argentina, país reconocido por su carne y que ahora comenzó a importarla de Brasil porque un 30% de sus pampas ganaderas se destina a los cultivos de transgénicos.

PELIGRAN LOS TLC
Por el contrario, el titular de Agricultura consideró que una moratoria ponía en peligro los acuerdos comerciales y los puestos de trabajo, al no permitirse las importaciones de estos productos con componentes de OVM.

Quevedo también resaltó que la biotecnología moderna permitirá elevar la productividad de los cultivos locales, como en el caso del maíz, y así trabajar el tema de la seguridad alimentaria. “De acá al 2050 seremos 45 millones de peruanos”, comentó.

Brack fue crítico al señalar que el Perú no ha desarrollado investigaciones en biotecnología no transgénica para elevar la productividad agrícola del país. Sobre este punto, la legisladora Marisol Espinoza fue más allá y afirmó que es poco lo que ha hecho el Ministerio de Agricultura (Minag) en transferir tecnología al agro nacional, para mejorar el tema de seguridad alimentaria. “¿Cuántas patentes de nuevas variedades de semillas tiene el país logradas por el INIA? Solo una, que no fue iniciada por este gobierno”, sentenció.

Además señaló que si fuera cierta esa preocupación, no se darían desincentivos para la producción nacional, como ocurre con la rebaja continua de aranceles a los alimentos.

Brack resaltó que el Perú tiene dos caminos, uno fue el dado por el Ejecutivo de darle un marco legal al ingreso de los transgénicos. El segundo, el de la moratoria, está en la cancha del Parlamento.

La mayoría de miembros de la Comisión Agraria coincidió en apoyar la propuesta de moratoria de 15 años que está pendiente de debate en la sesión plenaria.

OPINA GASTÓN ACURIO

En su muro de Facebook, el chef Gastón Acurio resaltó que los dos candidatos presidenciales han expresado su voluntad 
de no permitir el ingreso de transgénicos. A su vez lanza la pregunta de si esos compromisos son confiables.

La Sociedad Peruana de Gastronomía (Apega) también ha expresado su rechazo al ingreso de los cultivos transgénicos y además forma parte de la coalición en contra del polémico Decreto Supremo 003.

Los gremios agrícolas, sin contar la asociación 
de maiceros, también 
han mostrado su gran descontento [1]

Referencia:

[1] El Comercio.pe

No comments:

Post a Comment

Recuerde que sus comentarios son muy importantes, por lo que se pide un mínimo de respeto entre todos (escritores y lectores), este es un espacio para que Usted puede interaccionar de forma altura y demostrando educación.

Todos nuestros comentarios serán aprobados en cuestión de segundos.

Se prohíbe comentarios ofensivos, racistas y demás que puedan perjudicar la integridad o susceptibilidad de los lectores.

Ciencia y Debate, se reserva el derecho a eliminar comentarios que no cumplan con nuestros términos y condiciones establecidas.

NO ESCRIBA EN MAYÚSCULAS, las personas podrían pensar que grita o agresión!, si lo hace procederemos a filtrar su comentario.

Todos los comentarios son enviados por sus respectivos autores, necesariamente Ciencia y Debate no se responsabiliza por ningún calificativo o adjetivo usado por las mismas. Gracias

Twitter Delicious Facebook Digg Favorites More