Amazon Contextual Product Ads

5 Apr 2011

John Perkins: El Sicario Económico - Confesiones de un Ganster Económico

Confesiones de un Gánster Económico " La Cara Oculta del Imperio". En este fascinante testimonio, John Perkins relata su particular trayectoria personal, de servidor obediente del Imperio a defensor apasionado de los derechos de los oprimidos. Discretamente seleccionado por la Agencia Nacional de Seguridad estadounidense y puesto en la nómina de una firma internacional de consultoría, estuvo en Indonesia, Panamá, Ecuador, Colombia, Arabia Saudí, Irán y otros países estratégicamente importantes del planeta. Su misión consistió en fomentar medidas políticas favorables a los intereses de lo que el autor llama la corporatocracia estadounidense (la alianza entre la administración, la banca y las corporaciones). En apariencia se trataba de remediar la pobreza, pero en la práctica esas políticas alienaban a los países y acabaron conduciendo al 11-S y al aumento del odio contra los EE.UU.
Confesiones de un gángster económico , el libro que muchos han tratado de impedir, expone los aspectos menos conocidos del sistema que promueve la globalización y conduce a la pauperización de millones de seres humanos. 

Vídeo en español .
 
En Ingles ( subtitulado en español) Introducción I:
  Introducción II:
 

John Perkins describe cómo fue enrolado y entrenado por el gobierno de Estados Unidos para engañar a países pobres del mundo prestándoles más dinero del que podían pagar para luego hacerse dueño de sus economías y sus destinos. Es la confesión de un hombre que en la época en que cumplía estas funciones formaba parte de un grupo relativamente reducido. Este tipo de profesión está hoy más extendida. Sus integrantes ostentan títulos más eufemísticos y pululan por los pasillos de Monsanto, General Electric, Nike, General Motors, Wal-Mart y casi todas las demás grandes corporaciones del mundo.

Es la confesión de un hombre que en la época en que cumplía estas funciones formaba parte de un grupo relativamente reducido. Este tipo de profesión está hoy más extendida. Sus integrantes ostentan títulos más eufemísticos y pululan por los pasillos de Monsanto, General Electric, Nike, General Motors, Wal-Mart y casi todas las demás grandes corporaciones del mundo.
Parte I
 
Perkins fue reclutado hacia fines de la década de los sesenta, mientras estaba en la Escuela de Negocios, por la National Security Agency (NSA), la organización de espionaje más grande de Estados Unidos, para convertirlo en un gángster económico. Sin embargo, más tarde, abrumado, abandonó esa profesión y desde 1990 se ha dedicado a defender los derechos indígenas especialmente de las tribus amazónicas- y los temas ambientales. Además escribió cinco libros, publicados en varios idiomas, sobre culturas indígenas, ecología y sustentabilidad, fue profesor en varias universidades y centros de estudio en cuatro continentes y ha sido consejero de varias organizaciones sin fines de lucro. 

Parte II
El trabajo de un gángster económico consiste en corromper a líderes para que entren a formar parte de la red que promociona los intereses comerciales de Estados Unidos en todo el mundo. Según Perkins, esos líderes acaban atrapados en la telaraña del endeudamiento, lo que le garantiza a Estados Unidos su lealtad, de forma de poder recurrir a ellos siempre que los necesite para satisfacer sus necesidades políticas y económicas. Estos países obtienen a cambio la consolidación de su posición política porque atraen complejos industriales, centrales generadoras de energía y aeropuertos. 

Los gángsteres económicos, conceden favores que toman la apariencia de créditos destinados a desarrollar infraestructuras, como centrales generadoras de electricidad, carreteras, parques industriales, aeropuertos, etc. Una de las condiciones de estos préstamos es que los proyectos y su construcción deben estar a cargo de empresas estadounidenses. De esta manera, el dinero nunca sale de Estados Unidos, sino que se transfiere desde los bancos de Washington a las constructoras de Nueva York, Houston o San Francisco. 

A este trinomio empresas-banca-gobierno, el autor lo llama corporatocracia acreedora. Si el gángster económico ha realizado bien su trabajo, esa deuda será tan grande que el país se declarará insolvente en pocos años y será incapaz de pagar, y cuando eso ocurre esa corporatocracia reclama su parte del negocio que puede ser votos cautivos en las Naciones Unidas, establecimiento de bases militares o acceso a recursos como el petróleo de Ecuador y el canal de Panamá.

No comments:

Post a Comment

Recuerde que sus comentarios son muy importantes, por lo que se pide un mínimo de respeto entre todos (escritores y lectores), este es un espacio para que Usted puede interaccionar de forma altura y demostrando educación.

Todos nuestros comentarios serán aprobados en cuestión de segundos.

Se prohíbe comentarios ofensivos, racistas y demás que puedan perjudicar la integridad o susceptibilidad de los lectores.

Ciencia y Debate, se reserva el derecho a eliminar comentarios que no cumplan con nuestros términos y condiciones establecidas.

NO ESCRIBA EN MAYÚSCULAS, las personas podrían pensar que grita o agresión!, si lo hace procederemos a filtrar su comentario.

Todos los comentarios son enviados por sus respectivos autores, necesariamente Ciencia y Debate no se responsabiliza por ningún calificativo o adjetivo usado por las mismas. Gracias

Twitter Delicious Facebook Digg Favorites More