Amazon Contextual Product Ads

13 Feb 2011

César Hildebrandt: “El rollo de García”

Sem­a­nario “Hilde­brandt en sus trece”, 11 de Febrero de 2011

César Hilde­brandt
El rollo de Alan Gar­cía es muy claro. Ha orde­nado a todos sus fran­coti­radores que apun­ten a la cabeza de Toledo. A mí me parece que Toledo es un hom­bre de lo más dis­cutible. No me gusta su hablar y, a veces, su pen­sar. No me place que sea un hom­bre tan ape­gado al sis­tema que nos está matando.

Pero ahora que Gar­cía quiere destru­irlo porque teme que Toledo le saque las por­querías cometi­das, tengo ganas de salir en defensa de este hom­bre que alguna vez, en el Melody, mostró parte de sus humanísi­mos mis­e­rias. Y que, ali­ado con PPK, tuvo la cochina debil­i­dad de abonarle más de 20 mil­lones de soles a Baruch hicher como pago, entre otras cosas, por mi despido de Canal 2.
El rollo de Gar­cía es demostrar­les a todos que él, en efecto, puede impedir que alguien que no le gusta llegue a la presidencia.

Ese alguien ya no es Humala, lejos ahora de la pre­ten­sión que casi alcanza en el 2006. Ese alguien es Toledo.
Y no es que Toledo sea un “anti­sis­tema”. Es que Toledo puede man­dar a la cár­cel a Gar­cía. Eso es, por lo menos, lo que Gar­cía teme.
 
Como se sabe, Gar­cía sus­trajo grandes sumas de dinero público y pri­vado entre 1985 y 1990. Jamás tra­bajó –excep­ción hecha de la defensa de un narco, tal como demostramos hace algunos años– pero acabó su gestión en condi­ción de varias veces mil­lonario. Debió ser enjui­ci­ado y con­de­nado pero tuvo la suerte de ser perseguido por la dic­tadura sinies­tra de Fuji­mori, el hom­bre que él inventó en una suite coquera del hotel Crillón.

Fuji­mori, como todo Franken­stein, quiso matar a su creador. Pero su creador escapó por los techos, dejando a su mujer y a sus hijos a expen­sas de la bar­barie.
 
Gar­cía esperó lar­gos años. Todos los que requería la figura de la pre­scrip­ción. La obtuvo gra­cias a un reno¬vado pacto con Fuji­mori y Mon­tesinos.
 
Y volvió a la política. Y recaudó todo lo que pudo —y pudo mucho– de los mineros, los ban­queros, sus ami­gos chilenos, sus com­padres brasileños, los nar­cos encubier¬tos. Pero perdió las elec­ciones del 2001. Y eso es algo que no le per­donará a Toledo.
 
Cinco años después, le robó –es un hábito inex­orable– unos miles de votos deci­sivos a la pas­mada Lour­des Flo­res y llegó a la segunda vuelta. Der­rotó a Humala porque Humala dio miedo y Gar­cía, aunque daba náuseas, ofre­cia un “cam­bio tran­quilo y sin sobresaltos”.
No hubo ningún cam­bio, por supuesto. Para empezar, muchos apris­tas sigu­ieron empeña­dos en múlti­ples latrocin­ios, con su jefe a la cabeza.

Y ahora el miedo es que venga alguien que no “esté tra­ba­jado”. Ese es Toledo, el cuco de Gar­cía, el ene­migo que hay que liquidar.

Y aquí entra el sicariato.

El asunto es calen­tar el pozo sép­tico y meter allí rumores, analogías, par­entescos de ter­cera, archivos de sociales, flash­backs, coin­ci­den­cias. Luego todo eso se revuelve y se aliña con salsa sicil­iana. Y se escribe con esa prosa car­gada de pun­tos sus­pen­sivos y alu­siones “sig­ni­fica­ti­vas”. ¡La prosa de Rendón es una ver­sión inteligente!

Y luego, el paquete se lanza, como una granada de piña.

Ese día, Gar­cía, que lo ha orga­ni­zado todo, habla como estadista y razona como príncipe sobre asun­tos sub­limes: la pobreza que hay que com­batir, la edu­cación que hay que lev­an­tar, la inclusión que debe continuar.
Las cov­achas aplau­den. Gar­cía sigue siendo el saque­ador que habla como Roo­sevelt, con­spira como Beria y mata como Gambino.

Lo que no recuer­dan sus sol­da­dos de for­tuna es lo que no les con­viene mencionar.

Por ejem­plo, que los esposos Alan Gar­cía y Pilar Nores vendieron en el 2003 una camioneta Nis­san Fron­tier a la familia Sánchez Pare­des. Y se la vendieron, usada, y con un recargo de 4.000 dólares respecto del pre­cio orig­i­nal. Reci­bieron 22,000 dólares por la ráp­ida operación.

Tam­poco quisieran recor­dar que Belis­ario Esteves, el ger­ente gen­eral de la com­pañía Alta Tec­nología e Inver­sión Min­era y Met­alúr­gica S.A., la que com­pró la camioneta pres­i­den­cial, era una per­sona muy próx­ima al clan Sánchez Pare­des y fue vicem­i­nistro de Com­er­cio durante el primer gob­ierno de Gar­cía.
 
El mismo año en el que Alan Gar­cía vendió con sobre­pre­cio esa camioneta, una empresa del hijo de Luis Nava, sec­re­tario y recau­dador pres­i­den­cial, trans­portó en varias oca­siones insumos quími­cos a COMARSA, una de las com­pañías min­eras de los Sánchez Paredes.

Esa com­pañía de carga se llama “Trans­portes Don Reyna” y su ger­ente gen­eral es José Anto­nio Nava, hijito de Luis Nava. Esa empresa trans­portista acar­reó, por lo menos en nueve opor­tu­nidades, varias toneladas de diverso mate­r­ial hacia la mina Angas­marca, en La Libertad.

El 18 de marzo del 2003 la Com­pañía de Explo­raciones Alga­marca S.A. reg­istró en la SUNARP el primer direc­to­rio bajo el con­trol de los Sánchez Pare­des. Como pres­i­dente fue des­ig­nado Wál­ter Valdez Muñoz y como direc­tores Jesús Esteves y el abo­gado Hum­berto Abanto, quien tam­bién fue nom­brado ger­ente gen­eral. En el 2001 Abanto fue asesor de la Comisión de Economía del Con­greso, cuando Luis Alva Cas­tro era su pres­i­dente. En el 2006, Abanto fue asesor de la Comisión de Pre­supuesto del Con­greso, tam­bién pre­si­dida por Alva Castro.

Todos estos datos fueron obtenidos por Gus­tavo Gor­riti y Sheila Díaz y jamás fueron desmentidos.
En relación a la cor­rup­ción, en gen­eral, las noti­cias que señalan a Gar­cía y a los suyos son inagotables.
El 26 de julio del año 2007, Rómulo León envió este correo elec­trónico a su jefe For­tu­nato Canáan: “Esta noche irá a cenar a mi casa Luis Nava. Ajusta¬remos con él algu­nas cosas…”. Y el 18 de octubre del 2007, el mismo León a Canáan:
“11 de octubre, Pala­cio de Gob­ierno. Reunión con el Dr. Luis Nava. El suscrito entregó cinco impor­tantes doc­u­men­tos al Dr. Nava…”.
Y el 21 de diciem­bre, mismo remi­tente y mismo des­ti­natario:
“Por ini­cia­tiva de Luis Nava ayer nos reuni­mos con el nuevo min­istro Hernán Gar­rido Lecca y se le trans­mi­tió la vol­un­tad del Pres­i­dente de con­tar con Fortluck (la empresa de Canáan, nota de C.H.) para la con­struc­ción de hospitales…”.

En otro men­saje, León Ale­gría le anun­cia a Canáan que, para la con­sti­tu­ción de la empresa fil­ial que planean, hará uso del estu­dio de abo­ga­dos de “una per­sona que resulta clave para nue­stros supe­ri­ores obje­tivos”. Ese estu­dio, como se pudo com­pro­bar después, es el que aparece en los reg­istros públi­cos como “Nava y Huesa abo­ga­dos”, propiedad, por may­oría de acciones, del doc­tor Luis Nava Guib­ert, sec­re­tario de la Pres­i­den­cia de la República. Quien se encargó de redac­tar los doc­u­men­tos fue especí­fi­ca­mente el doc­tor Eduardo León, que figura como aso­ci­ado de ese estudio.

Cuando la Comisión del Con­greso le pre­guntó a Nava por qué había inter­ce­dido de modo tan activo en la con­certación de la cita entre el min­istro de Salud, Car­los Valle­jos, y el domini­cano For­tu­nato Canáan, el con­dec­o­rado sec­re­tario dijo que se habla lim­i­tado a cumplir órdenes. Y cuando le pre­gun­taron a qué órdenes se refería, señaló que se trataba de direc­ti­vas del pro­pio pres­i­dente de la República, “intere­sado en que la con­struc­ción de hos­pi­tales mar­chara lo más ráp­i­da­mente posible”.

Y esto para no hablar de Taboada, Gam­betta. Olmos. Transoceánica, puerto de Paita, temas todos judi­cial­iz­ables cuando llegue la hora de la fumi­gación.
 
Nece­si­taríamos varias edi­ciones para ocu­parnos de la podredum­bre que emana de este gobierno.

Lo triste es ver la deses­peración con que los súb­di­tos de Gar­cía en cierta prensa ofi­cian de fuerza de choque. Sobre todo si se con­sid­era el silen­cio que guardaron, con devo­ción y dis­ci­plina, durante estos últi­mos cinco años.

No comments:

Post a Comment

Recuerde que sus comentarios son muy importantes, por lo que se pide un mínimo de respeto entre todos (escritores y lectores), este es un espacio para que Usted puede interaccionar de forma altura y demostrando educación.

Todos nuestros comentarios serán aprobados en cuestión de segundos.

Se prohíbe comentarios ofensivos, racistas y demás que puedan perjudicar la integridad o susceptibilidad de los lectores.

Ciencia y Debate, se reserva el derecho a eliminar comentarios que no cumplan con nuestros términos y condiciones establecidas.

NO ESCRIBA EN MAYÚSCULAS, las personas podrían pensar que grita o agresión!, si lo hace procederemos a filtrar su comentario.

Todos los comentarios son enviados por sus respectivos autores, necesariamente Ciencia y Debate no se responsabiliza por ningún calificativo o adjetivo usado por las mismas. Gracias

Twitter Delicious Facebook Digg Favorites More