Amazon Contextual Product Ads

8 Jun 2010

BHOPAL: LA PRISIÓN PARA LOS RESPONSABLES DE LA CATÁSTROFE

El lunes 7 junio del 2010, la justicia de la India ha condenado a dos años de prisión a los antiguos dirigentes locales de una fábrica de pesticidas en Bhopal, donde hubo una contaminación con gas toxico en la noche del 2 al 3 de diciembre de 1984, la fuga de un producto químico llamado isocianato de metilo(MIC)[1] que causó la muerte rápida de miles de personas, dejando con graves lesiones a otros y  hasta hoy continua causando la muerte de muchas personas cada mes, luego de 25 años  del peor accidente de la historia industrial.
Se trata de los primeros condenados después de más de 25 años de la catástrofe que causa más de 25 000 muertes y más de 100 000 enfermos en el centro de la India.
Ocho personas han sido considerado culpables de “muerte por negligencia” entre las que están Keshub Mahindra, ex presidente de la línea en India del grupo americano Unión Carbide, propietario de la fábrica de donde se había escapado el gas mortal. Es hoy el presidente del fabricante de automóviles Mahindra y Mahindra. Varios altos ejecutivos indios también han sido condenados, entre los que están el director general, el director de producción y el responsable del sitio.
Según una fuente judicial, el tribunal de Bhopal condenó a estos culpables a dos años de encarcelamiento y una multa de 100 000 rupias (2 100 dólares). Unión Carbide además ha sido multada por 10 000 dólares.
Han sido dejados libres bajo fianza y deberían interponer apelación.
 El estadounidense Warren Anderson, entonces el presidente de Unión Carbide, figuraba entre los acusados, pero no ha sido nombrado en el momento del veredicto después de que el tribunal le hubiera declarado "en fuga".
Los ejecutivos habían sido acusados de homicidio en 1987 pero, a la indignación de los supervivientes, los cargos de acusación habían sido reducidos a 1996 al de "muerto por negligencia " con una condena máxima de dos años.
 "¿Incluso con este juicio de culpabilidad, que significa dos años de condena? ", Le interrogó a la AFP Sadhna Karnik, miembro de una asociación de víctimas. "Ellos serán capaces de apelar a los tribunales superiores", añadió.
Fuera de la corte, los miembros de la defensa de los Derechos Humanos expresaron su descontento después del veredicto, llamándolo un "insulto" y lamentando el tiempo perdido para hacer justicia.
El Gobierno estima que 3.500 personas murieron en los primeros tres días después de la tragedia, pero, como el Centro Público de Investigación Médica (ICMR), de hecho, hubo entre 8000 y 10.000 muertes entre la población.
Según Amnistía Internacional, 22 000 a 25 000 personas han muerto después de años de exposición a residuos tóxicos a los alrededores de la planta.
Las estadísticas del gobierno compilado a partir de 1994 han establecido que al menos 100.000 personas que viven cerca de la planta, ubicada en el Estado de Madhya Pradesh, fueron víctimas de enfermedades crónicas, más de 30.000 de ellos viven en zonas donde el agua subterránea ha sido contaminada.
El americano Dow Chemical, que adquirió Union Carbide en 1999, cree que las responsabilidades han sido borrados desde el acuerdo de 1989 con el Gobierno indio para el pago de $ 470 millones en indemnización, con el abandono del proceso penal.
En una declaración emitida con motivo del 25 aniversario de la tragedia de diciembre pasado, consideró que el acuerdo había resuelto todas las reivindicaciones “presentes y futuras" contra el grupo.
El grupo encontró que Union Carbide "hizo todo lo posible para ayudar a las víctimas y sus familias" y que el gobierno debe asumir la responsabilidad de proveer agua potable y atención médica de la población.
El primer ministro indio, Manmohan Singh, llamando al accidente de una tragedia "que corroe la conciencia colectiva", dijo en diciembre de 2009 continuarán los esfuerzos para descontaminar el lugar [2].
Breve recapitulación de lo que paso:
Bhopal y la reacción química:
Bhopal es una ciudad de la India, donde se instaló una fábrica de la transnacional Unión Cardide, para la producir pesticidas, teniendo como materia intermediaria al isocianato de metilo (MIC) (CH3NCO) o ester metílico del ácido isociánico, compuesto químico altamente toxico, la madrugada del 3 de diciembre de 1984 sufre una fuga de 42 toneladas de isocianato de metilo.
El proceso de fabricación de MIC en la fábrica de Union Carbide estaba formado por cuatro etapas:
  1. Production de fosgeno
     2.  Producción de cloruro de metilcarbamilo (MCC) a partir del fosgeno en fase vapor y metilamina (MMA) y cloruro de hidrógeno
                   
                          COCl2 + CH3NH2 -----> CH3NHCOCl + HCl + calor
    3.  Pirólisis para la obtención del MIC
              
                         CH3NHCOCl -----> CH3NCO + HCl
  1. Separación por destilación del MIC
El MIC producido, se enviaba a los depósitos de almacenamiento, dos para uso normal (Depósitos 610 y 611) y el tercero para emergencias (Depósito 619). Los depósitos cilíndricos, estaban completamente enterrados y aislados con un recubrimiento de cemento. También existía un sistema de refrigeración para mantener el MIC por debajo de 0 °C y minimizar la refrigeración. También tenían un indicador de temperatura, con alarma, un indicador y controlador de presión para mantenerla entre 0,14 y 1,7 bares y un indicador de nivel con alarmas de alto y bajo nivel. El sistema de alivio de emergencia consistía en una válvula de seguridad a 2,8 bares y un disco de ruptura en serie. La línea de salida de venteo era enviada a un lavador de gases para neutralizar la emisión de MIC. Además existía la posibilidad de enviar los gases de venteo a una antorcha de la planta.
El sistema de refrigeración de los depósitos de almacenamiento fue desmantelado en 1984, retirándose el refrigerante. En 1982, un equipo de auditores de seguridad de Union Carbide visitó la planta y emitió un informe en el que se señalaban importantes deficiencias en los sistemas de seguridad, corrosiones y posibilidad de fuga de gases. Entre 1981 y 1984 hubo varios accidentes graves en la planta, con varios trabajadores muertos y heridos. La situación en la planta era verdaderamente preocupante y graves carencias de seguridad de acuerdo a las normas internacionales.
Análisis de las causas del accidente
Dos son las hipótesis principales que se contemplan:
  1. Reacción espontánea del MIC en el interior del depósito. Posiblemente por introducir en el depósito 610 un lote de MIC que resultó de mala calidad (contenía un 15% de cloroformo, cuando debía contener un máximo de 0,5%) y al estar fuera de servicio el sistema de refrigeración, comenzó, al principio lentamente, una reacción de descomposición del MIC. El sistema de aislamiento del depósito favoreció el aumento de temperatura y la velocidad de reacción.
  2. Reacción motivada por presencia de agua en el depósito. El análisis de los compuestos después del accidente reveló la presencia de agua en el interior del depósito, lo que produjo una reacción entre el exceso de cloroformo y el agua para formar ácido clorhídrico que actúa como catalizador en la polimerización del MIC. Esta agua podría proceder del sistema de lavado de tuberías. También es posible que la presencia de agua fuera por algún tipo de sabotaje, porque la cantidad necesaria se estimó entre 500 y 1.000 kg.
Los informes destacaron una serie de factores que contribuyeron al accidente: la desconexión del sistema de refrigeración, la inexistencia de sistemas de corte en las tuberías para evitar la entrada de agua del lavado, la presencia de MIC en el depósito a una temperatura demasiado elevada 15-20 °C, que el sistema de lavado de gases no funcionara adecuadamente y que la antorcha estuviera fuera de servicio [3]. 
Union Carbide Corporation
Union Carbide Corporation es una compañía química y polímeros, con más de 3.800 empleados.
En 1917(Union Carbide & Carbon Corporation is incorporated on November 1, 1917 and acquires the stock of: Linde Air Products Co.; National Carbon Co., Inc.; Prest-O-Lite Co., Inc.; and Union Carbide Company (formed in 1898)).
En 1984 (In December, a gas leak at a plant in Bhopal, India, caused by an act of sabotage, results in tragic loss of life. (http://www.unioncarbide.com/bhopal))
Union Carbide produce principalmente productos químicos y polímeros que se someten a una o más conversiones más por los clientes antes de llegar al consumidor. Algunos de estos materiales son mercancías de gran volumen, mientras que otros son productos especiales para satisfacer las necesidades de nichos de mercado más pequeño. Los usos finales que servimos incluyen pinturas y revestimientos, envases, alambres y cables, productos para el hogar, cuidado personal, productos farmacéuticos, automoción, textiles, agricultura, petróleo y gas [4].
Union Carbide en la India
En la década de los años sesenta, India era un mercado potencial de 400 millones de campesinos. El gobierno de este país tenía intención de aumentar el rendimiento de la producción agrícola y los plaguicidas eran parte fundamental de este objetivo. Establecer una fábrica de pesticidas en la India ofrecía una doble ventaja: abastecer rápidamente a la demanda y contribuir al desarrollo tecnológico y económico de la nación. Es así como Union Carbide se introduce en el mercado indio, construyendo en 1967 una pequeña fábrica en Bhopal para la formulación del concentrado de SEVIN, que se importaba de Estados Unidos. Esta fábrica estaría controlada por la subsidiaria Union Carbide India Ltd., que ostentaría el 49% de las acciones de la empresa.
  La buena acogida del producto hace necesario incrementar la producción, lo cual anima a la multinacional americana con el apoyo del gobierno indio a ampliar considerablemente las instalaciones de Bhopal, que llegaría a ocupar 7 hectáreas de terreno; Edward A. Muñoz, director de la división de productos agrícolas y de su estrategia comercial, es el encargado de diseñar esa ampliación. Teniendo en cuenta las características climatológicas de la India, con beneficiosos monzones pero también persistentes sequías, 2.000 toneladas de SEVIN serían suficientes. Sin embargo, el Ministerio de Agricultura indio les otorga un permiso para fabricar hasta 5.000 toneladas de pesticida, y Union Carbide las aprovecha para evitar la competencia futura de otras empresas como Bayer o FMC Corporation. En contra de la opinión de Edward A. Muñoz, la fábrica de Bhopal contaría para ello con tres cisternas de MIC con capacidad total para 120 toneladas.
En 1975 culminan los trabajos de ampliación de la planta, pero hasta 1980 no empieza a producir el isocianato de metilo. En esos seis años, el MIC se importa en barriles de 200 litros (55 galones), que son transportados en camiones desde el puerto de Bombay en ínfimas condiciones de seguridad.
Aunque la fábrica no contaría con todas las medidas de seguridad previstas en el proyecto inicial, su primer director, Warren Woomer, se había encargado de que las existentes se cumplieran estrictamente, con la ayuda de unos técnicos expertos como Kamal Pareek y Shekil Qureshi. A pesar de ello, entre 1976 y 1982, año en que Warren Woomer abandona su cargo de director de la planta, se producen en ella varios accidentes importantes. En 1976, las aguas residuales de Union Carbide contaminan las aguas de unos pozos cercanos provocando la muerte de varios animales que abrevaban en ellos. Dos años después, en 1978, un incendio calcina la unidad de alfa-naftol, provocando la alarma de la población, que había observado desde el exterior las altas columnas de humo oscuro. En 1981 fallece un obrero por inhalación de gas fosgeno, después de haber ignorado una de las medidas de seguridad durante el proceso de descontaminación y desprenderse de la máscara protectora antes de que el gas se disipara; el trabajador había resultado impregnado de este gas por una fuga en una válvula. Por último, en 1982, en plena crisis de ventas, 25 obreros resultan intoxicados al inhalar también gas fosgeno tras una avería en una bomba. En este caso, los obreros deambulaban por las instalaciones sin ningún tipo de medidas de autoprotección. En ese mismo año, la abrazadera de una canalización de MIC se rompe y provoca una pequeña nube tóxica, de un volumen muy inferior a la causante de la catástrofe de 1984, que por fortuna no causa víctimas [5].
El día de la catástrofe

Era un 3 de diciembre de 1984; sólo había transcurrido una media hora desde medianoche. Muchas familias bhopalíes habían elegido esta noche por sus buenos augurios para celebrar los esponsales de sus hijos. Coincidía con la celebración de un importante concurso poético al que acudía un numeroso público procedente de toda la región e incluso de lugares más lejanos. Por este motivo, toda la ciudad estaba engalanada y mucha gente disfrutaba de la noche fuera de su hogar. Más de un millón de personas de hallaban en Bhopal aquel fatídico día.
La fábrica de Bhopal estaba parada. Uno de los escasos movimientos era el de unos obreros que realizaban tareas de limpieza con agua a presión en el interior de unas canalizaciones de trasiego de isocianato de metilo. Fuera de las instalaciones y pegadas a sus muros dormían miles de personas en chabolas, organizadas en populosos barrios peligrosamente próximos. Las autoridades civiles no habían tenido la valentía política de reubicarlos en otro lugar sino que, por el contrario, les habían concedido escrituras de propiedad de los terrenos donde se asentaban. Actos demagógicos como éste sumados al abominable reciente asesinato de la Primera Ministra, Indira Gandhi, posibilitaron la aplastante victoria del gobierno de su hijo, Rajiv Ghandi, en las elecciones generales celebradas a finales de este mismo mes de diciembre. El Partido del Congreso consiguió la mayoría absoluta con 368 escaños sobre los 508 posibles.
En el interior de los muros de la Carbide continuaban las maniobras de limpieza, sin tomar las debidas medidas preventivas. El agua inyectada en las tuberías de MIC circulaba con fuerza arrastrando impurezas adosadas a las paredes del tubo así como cristales de cloruro de sodio y restos metálicos. Pero los operarios habían ignorado la precaución de estancar el conducto con el empleo de unos discos especiales y el agua junto con los desechos arrancados se filtraron al interior de la cisterna E-610, que contenía 42 toneladas de MIC. Conectadas a ella había otras dos cisternas de MIC, la E-611 y la E-619, que contenían respectivamente otras 20 y 1 toneladas de la misma sustancia. El agua, los cristales de cloruro de sodio y los restos metálicos en contacto con el MIC provocaron una violenta reacción exotérmica del líquido, que pasa rápidamente al estado gaseoso con desprendimiento de calor. En cuestión de segundos, la presión en el interior de la cisterna pasa de 2 a 55 libras por pulgada, o, lo que es lo mismo, de 0,4 a 10,8 kilogramos por centímetro. El acero de alta resistencia con que está construida la cisterna aguanta bien la presión, pero el gas intenta buscar salida por alguna parte y la encuentra en las válvulas de seguridad, que estallan por efecto de la sobrepresión. A partir de entonces la fuga tóxica es inevitable.
Dos altas columnas de gas, a modo de géisers, se proyectan hacia el cielo de Bhopal. Los bomberos de la fábrica son incapaces de abatir la nube con agua pulverizada, ya que el chorro de las mangueras no cobra suficiente altura, y los sistemas de seguridad de la fábrica están apagados o inutilizados. Sin posibilidad de hacer nada, la nube tóxica se va haciendo cada vez mayor y un ligero viento del norte la impulsa en dirección contraria, hacia el sur... hacia la ciudad. Shekil Qureshi, supervisor del turno de noche, ordena la evacuación general de la fábrica en la dirección contraria al viento y ninguno de los empleados, salvo él mismo, resulta afectado por la emanación de los gases.
Debido al aumento de temperatura y la violenta reacción del MIC, éste comienza a descomponerse en varios gases muy tóxicos e incluso letales: fosgeno, monometilamina y ácido cianhídrico (cianuro). Todos ellos tienen una densidad superior a la del aire, por lo que se mantienen prácticamente a nivel del suelo. El viento empuja suavemente esta nube tóxica y la dirige hacia el sur, hacia los barrios de chabolas, la estación de ferrocarril, una fábrica de cartonaje, la estación de autobuses, la central eléctrica y la ciudad vieja de Bhopal; según algunos medios de comunicación, la nube sobrevoló unos 40 km2 de la ciudad. De inmediato sucumben a centenares las especies animales: gatos, perros, vacas, búfalos y pájaros. En cuanto a las personas, los primeros en morir son los habitantes más imposibilitados: ancianos, inválidos y niños. Las calles de Bhopal se cubren de cadáveres y de gente desesperada por huir, intentando respirar. Uno de los gases más letales liberados en el accidente fue el ácido cianhídrico; el cianuro bloquea de forma inmediata la acción de las enzimas que transportan el oxígeno hasta el cerebro, provocando la muerte por insuficiencia respiratoria. La gente cayó fulminada y así se puede observar en imágenes grabadas de la época, con las calles verdaderamente alfombradas de cuerpos sin vida [5].

Los daños a la salud y al medio ambiente

a) Salud
Según el director de la fábrica, el escape de MIC tuvo una duración de una hora, frente a las tres horas y media que defienden los afectados. Lo cierto es que la cantidad fugada fue tal que personas que vivían a 10 km. del foco emisor se despertaron en medio de violentos ataques de tos y principios de asfixia, con los ojos hinchados y vomitando. Y es que, en efecto, como posteriormente informara el Responsable de Salud de Bhopal, N. Nago, el isocianato de metilo ataca a los sistemas respiratorio y circulatorio, con síntomas similares a los de un ataque de asma. Según expertos franceses del centro antitóxico Fernand Widal, la inhalación continuada durante unos minutos del isocianato de metilo provoca la muerte por quemadura química de los pulmones del que lo inhala (muchas víctimas de Bhopal se quejaban de que les ardía el pecho). En dos días ya habían sido hospitalizadas entre 2.000 y 3.000 víctimas en situación crítica; entre 500 personas, según fuentes policiales, y 1.200, según fuentes médicas, habían resultado muertas, y otros 200.000 habitantes habían resultado afectados de consideración. Ante tremendo colapso, 200 médicos junto con cinco toneladas de material sanitario procedentes de Bombay y Nueva Delhi habían sido enviados a la ciudad.
En las primeras horas, más de 20.000 personas abandonaron la ciudad. Esta huida a la desesperada y en desbandada provocó numerosos heridos en accidentes de tráfico.
Desde los primeros momentos, el hospital Hamidia, de Bhopal, se convirtió en el principal centro receptor de víctimas, pero quedó inmediatamente colapsado. Los afectados por la inhalación de los gases llegaban a los centros hospitalarios echando espuma por la boca y retorciéndose de dolor. Los médicos de guardia del Hamidia activan rápidamente a los forenses y las autoridades movilizan a todos los estudiantes de medicina, a voluntarios y a otros médicos de la región. En total 3.700 médicos según fuentes gubernamentales llegaron a atender a las víctimas durante los primeros días y semanas.
Mientras se atiende a los afectados con aplicación de oxígeno y enjuagues con agua, las primeras autopsias revelan que uno de los agentes agresores es el cianuro, uno de los gases en que puede descomponerse el MIC. Los daños a la salud inmediatos y posteriores generados por esta sustancia fueron muy severos. 
Se ha calculado que la toxicidad de la nube era 500 veces superior al empleado por los alemanes en las cámaras de gas y 150 veces superior al gas mostaza. Esto provocó que, además de las afecciones respiratorias, se observaran también otro tipo de daños muy graves. Muchos quedaron ciegos o sufrieron la destrucción del olfato, oído o tacto. Otros sucumbieron a efectos secundarios neurológicos, inmunológicos, cancerígenos, etc. Por otra parte, muchas mujeres en estado de gestación sufrieron dolorosos abortos espontáneos y otras que dieron a luz en los meses siguientes, o incluso generaciones después, alumbraron hijos con malformaciones congénitas, lo que quiere decir que el accidente de Bhopal provocó también daños genéticos y hormonales. En este sentido, muchas mujeres siguen sufriendo hoy, 17 años después, alteraciones en los períodos menstruales con patologías tales como metrorragias, menorragias y amenorreas. Hay mujeres que nunca han tenido la regla y por el contrario, mujeres que, habiendo tenido la regla anteriormente, dejaron de tenerla (amenorreas); otras sufrieron menstruaciones profusas y prolongadas en sus períodos habituales (menorragias); otras llegaban a tener hasta cuatro y cinco reglas en el mismo ciclo menstrual (metrorragias). Estas disfunciones menstruales no están necesariamente asociadas a la inhalación de gases tóxicos sino más bien, como explica el doctor Fernando Muñoz Ferrer en su libro "Patología de la mujer gaditana durante la catástrofe", al trauma psíquico y la ansiedad que han sufrido al atravesar por una situación de catástrofe repentina.
La nube tóxica de Bhopal provocó también daños en los pulmones, hígado, riñones y aparato digestivo. La catástrofe se cobrará entre 16.000 y 30.000 muertos y más de medio millón de afectados. Sólo en la primera semana murieron entre 6.000 y 8.000 personas. Una cuarta parte de la población expuesta a los gases venenosos se ha convertido hoy en enfermos crónicos, de los cuales 50.000 han quedado con incapacidad laboral absoluta para el desempeño de cualquier tipo de trabajo
b) Medio Ambiente
Igual que el escape de isocianato de metilo de la fábrica de Carbide produjo daños a la salud de las personas, también la vida animal y el medio ambiente sufrieron un serio y prolongado castigo. Animales domésticos de todo tipo perecieron en la catástrofe: caballos, perros, gatos, vacas, búfalos, aves, etc. Como animales domésticos que son, convivían en los mismos espacios que el ser humano, por lo que centenares de cadáveres de estas especies quedaron esparcidos por las calles de Bhopal. Horas y días más tarde, sus cuerpos se descomponían a la intemperie, lo que suponía un doble riesgo para la población superviviente: la posible aparición de una epidemia de cólera y el consumo de carne animal infectada. Por ello, el nueve de diciembre el alcalde de Bhopal, M. K. Bisariya, prohibió la venta de pescado y carne en toda la ciudad.
El medio ambiente también recibió un severo impacto. Según Greenpeace, en 1999 siguen contaminadas las aguas de los pozos y la tierra por metales pesados y contaminantes orgánicos persistentes (COPs) y, sin embargo, 5.000 familias siguen bebiendo agua contaminada sin ningún tipo de control o prohibición. La presencia de sustancias tóxicas es 682 veces mayor que la dosis máxima aceptable. Dada la situación, las autoridades indias distribuyen periódicamente agua potable a la población, pero no en cantidad suficiente como para evitar el consumo indiscriminado de los pozos contaminados. Incluso los fondos destinados a la rehabilitación del medio ambiente, fueron desviados por el gobierno de la India para la construcción de caminos, alumbrado de calles y otras infraestructuras fuera de la zona afectada [5].
Lecciones aprendidas
Muchas de las lecciones aprendidas del accidente de Bhopal, combinan algunas de las ya analizadas en los accidentes de Flixborough y Seveso.
  1. Controles públicos de las instalaciones que presenten riesgos de accidentes graves.
El desastre de Bhopal tuvo una gran publicidad durante bastante tiempo, principalmente en la India y en USA que no habían reaccionado tan intensamente a los accidentes de Flixborough y Seveso en Europa.
  1. Localización de los establecimientos que presenten riesgos de accidentes graves.
Muchas personas residentes en la localidad de Bhopal, estaban en situación de riesgo por la situación de la planta respecto a la ciudad. La elección correcta de los emplazamientos y, en concreto, la planificación territorial para evitar mayores riesgos en el entorno inmediato de este tipo de establecimientos, es otra de las conclusiones importantes. Este aspecto de la planificación territorial, se ha tenido muy en cuenta en la nueva legislación sobre accidentes graves, el Real Decreto 1254/99.
  1. Gestión de los establecimientos con riesgos de accidentes graves.
La planta de Union Carbide presentaba riesgos graves por los procesos y sustancias manejadas. La Dirección de la empresa no era lo suficientemente consciente de que la gestión de estos establecimientos desde el punto de vista de la seguridad tiene que ser acorde con el riesgo existente.
  1. Manejo de sustancias altamente tóxicas.
El isocianato de metilo es una sustancia muy tóxica. Los riesgos derivados de la manipulación de este tipo de sustancias no son debidamente considerados por muchos industriales. El riesgo deberá analizarse especialmente si existe la posibilidad de emisiones accidentales de estos productos. En Bhopal, este mecanismo de emisión accidental fue la ocurrencia de una reacción exotérmica en el depósito de almacenamiento.
  1. Reacciones fuera de control en almacenamientos.
El riesgo de reacciones del tipo "runaway" en reactores, está bastante bien estudiado. Sin embargo, las reacciones que suceden en el interior de los depósitos de almacenamiento han recibido poca atención. En Bhopal, esta reacción se produjo por la presencia de agua. En las instalaciones donde estas reacciones pueden generar emisiones accidentales para sustancias peligrosas, la posibilidad de su ocurrencia se debe contemplar adecuadamente.
  1. Riesgos de presencia de agua en determinadas instalaciones.
Los riesgos de la presencia de agua y las reacciones a que dan lugar son bastante bien conocidas. Bhopal refleja el riesgo de una reacción exotérmica entre un fluido de proceso y el agua.
  1. Riesgo relativo de sustancias en proceso y en almacenamiento.
Existe la tendencia a considerar que los riesgos de sustancias en almacenamientos son menores que los que existen para esas mismas sustancias en proceso porque, aunque las cantidades son mucho mayores, la probabilidad de una emisión accidental es mucho menor. La emisión de Bhopal tuvo lugar desde un depósito de almacenamiento aunque asociado a un proceso.
  1. Prioridad de la producción frente a la seguridad.
Todas las investigaciones indican que la desaparición momentánea de determinadas medidas de seguridad se debió a la reducción de costes en la planta.
  1. Planificación de las emergencias.
La respuesta de la compañía y de las autoridades reflejó que no existía un plan de emergencia adecuado. La necesidad de que la población conozca los riesgos y las actuaciones de emergencia fue una de las principales conclusiones.
  1. Otras lecciones.
ü  Limitaciones en el inventario de sustancias peligrosas existentes.
ü  Limitaciones de la exposición al personal de planta.
ü  Diseño y localización de las salas de control y otros edificios auxiliares.
ü  Control de la instrumentación.
ü  Investigación de accidentes [3].

Referencias y datos adicionales:
[1] Isocianato de metilo: CH3NCO
A. Propiedades físico-químicas:
Aspecto y color: Líquido incoloro volátil.
Olor: Acre.
Presión de vapor: 46.4 kPa a 20°C
Densidad relativa de vapor (aire=1): 1.97
Solubilidad en agua: Reacciona.
Punto de ebullición: 39°C
Punto de fusión: -45°C
Peso molecular: 57.1
B. Estabilidad y reactividad:
El vapor es más denso que el aire y puede extenderse a ras del suelo, posible ignición en punto distante. El vapor se mezcla bien con el aire, formándose fácilmente mezclas explosivas.
La sustancia puede polimerizar debido al calentamiento intenso o bajo la influencia del agua y catalizadores. La sustancia se descompone al calentarla intensamente, produciendo gases tóxicos de ácido cianhídrico, óxidos de nitrógeno y monóxido de carbono.
Reacciona violentamente con agua, ácidos, alcoholes, aminas, hierro, acero, cinc, estaño, cobre y sus aleaciones, originando peligro de incendio y explosión. Ataca a algunas formas plásticas, caucho y recubrimiento.
Condiciones que deben evitarse: Fuentes de calor e ignición. Contacto con el agua.
Materiales a evitar: Agua, ácidos, alcoholes, aminas, hierro, acero, cinc, estaño, cobre y sus aleaciones, plásticos, caucho y recubrimiento.
Productos de descomposición: Gases tóxicos de ácido cianhídrico, óxidos de nitrógeno y monóxido de carbono.
Polimerización: Puede polimerizar debido al calentamiento intenso o bajo la influencia del agua y catalizadores.
C. Información toxicológica
En contacto con la piel, PUEDE ABSORBERSE y generar quemaduras cutanéas, dolor.
Contacto con los ojos, dolor, pérdida de visión, quemaduras profundas graves.
Inhalación: Tos, vértigo, dificultad respiratoria, jadeo, dolor de garganta, vómitos, pérdida del conocimiento. Edema pulmonar. La exposición puede producir la muerte.
Ingestión: Calambres abdominales, dolor de cabeza, vómitos.
D. Riesgos de incendio y explosión
Incendio: Altamente inflamable. Muchas reacciones pueden producir incendio o explosión. En caso de incendio se desprenden humos o (gases) tóxicos e irritantes.
Explosión: Las mezclas vapor/aire son explosivas. Riesgo de incendio y explosión cuando calienta intensamente o en contacto con agua y catalizadores.
Puntos de inflamación: -7°C (c.c.).
Temperatura de autoignición: 535°C
E. Manipuleo y almacenamiento 
Condiciones de manipuleo: EVITAR LA FORMACIÓN DE NIEBLA DEL PRODUCTO. EVITAR TODO CONTACTO.
Evitar las llamas, NO producir chispas y NO fumar. NO poner en contacto con agua, ácidos, bases, aminas, alcoholes, agentes extintores.
No comer, ni beber durante el trabajo. NO llevar a casa la ropa de trabajo.
Condiciones de almacenamiento: A prueba de incendio. Separado de todas las sustancias. Mantener en lugar fresco y seco.
F. Medidas a tomar en caso de derrames y/o fugas
Precauciones personales: Traje de protección completo incluyendo equipo autónomo de respiración.
Precauciones ambientales: NO verterlo al alcantarillado. Se aconseja firmemente impedir que el producto químico se incorpore al ambiente debido a su toxicidad frente a los mamíferos.
Métodos de limpieza: Evacuar la zona de peligro. Consultar a un experto. Ventilar. Recoger el líquido procedente de la fuga en recipientes precintables, absorber el líquido residual en arena seca o absorbente inerte y trasladarlo a un lugar seguro.
G: Medidas a tomar en caso de contacto con el producto - Primeros Auxilios
En general: En todos los casos luego de aplicar los primeros auxilios, derivar al médico.
Contacto con la piel: Quitar las ropas contaminadas, aclarar la piel con agua abundante o ducharse y proporcionar asistencia médica.
Contacto con los ojos: Enjuagar con agua abundante durante varios minutos (quitar las lentes de contacto si puede hacerse con facilidad) y proporcionar asistencia médica.
Inhalación: Aire limpio, reposo, posición de semi-incorporado, respiración artificial si estuviera indicada y proporcionar asistencia médica.
Ingestión: Enjuagar la boca. NO provocar el vómito, dar a beber agua abundante y proporcionar asistencia médica.
H. Medidas a tomar en caso de incendio y explosión
Medidas de extinción apropiadas: Espuma resistente al alcohol, arena seca, polvo, dióxido de carbono.
Medidas de extinción inadecuadas: NO utilizar agentes hídricos. (AGUA).
Productos de descomposición: Gases tóxicos de ácido cianhídrico, óxidos de nitrógeno y monóxido de carbono.
Equipos de protección personal especiales: Traje de protección completo incluyendo equipo autónomo de respiración.
Instrucciones especiales para combatir el fuego: En caso de incendio mantener fríos los recipientes y demás instalaciones rociando con agua pero NO en contacto directo con agua. Combatir el incendio desde un lugar protegido.

No comments:

Post a Comment

Recuerde que sus comentarios son muy importantes, por lo que se pide un mínimo de respeto entre todos (escritores y lectores), este es un espacio para que Usted puede interaccionar de forma altura y demostrando educación.

Todos nuestros comentarios serán aprobados en cuestión de segundos.

Se prohíbe comentarios ofensivos, racistas y demás que puedan perjudicar la integridad o susceptibilidad de los lectores.

Ciencia y Debate, se reserva el derecho a eliminar comentarios que no cumplan con nuestros términos y condiciones establecidas.

NO ESCRIBA EN MAYÚSCULAS, las personas podrían pensar que grita o agresión!, si lo hace procederemos a filtrar su comentario.

Todos los comentarios son enviados por sus respectivos autores, necesariamente Ciencia y Debate no se responsabiliza por ningún calificativo o adjetivo usado por las mismas. Gracias

Twitter Delicious Facebook Digg Favorites More