Amazon Contextual Product Ads

15 Aug 2010

Polémica: LA GENTE SE DROGA, LOS BOSQUES SE MUEREN

Realizando involuntariamente la promoción del consumo de cocaína, ciertas celebridades del show-biz participan de la destrucción del medio ambiente!
© Dessin de John Nickle paru dans The New York Times Book Review, 
Etats-Unis.
© Dessin de John Nickle paru dans The New York Times Book Review, Etats-Unis.
La relación entre las celebridades que usan drogas duras y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) tal vez no sea evidente para todos, pero debemos admitir que el capitalismo puede llevar a las conexiones extrañas.Las FARC controla la mayoría de la producción colombiana de cocaína desde hace más de una década. También son responsables de la masacre y quema de más de 2 millones de hectáreas - un área del tamaño al del País de Gales - del bosque tropical primaria y secundaria del Amazonas, en el país que presenta la más grande biodiversidad del mundo. En cuanto a celebridades, que tienen tanta influencia sobre el público, ellos ayudan - tomando más o menos abiertamente la cocaína - a sostener la actividad de los productores colombianos de coca que trabajan para las FARC.
Se estima que 4 metros cuadrados de espacio se requiere para producir un gramo de cocaína. Y, para plantar una hectárea de coca en Colombia, en la actualidad se mata entre 3 y 4 hectáreas de bosque tropical. La cocaína que se podían adquirir en Occidente a finales de 1980 de origen más probablemente peruana que colombiana, pero los productos químicos utilizados en su producción eran los mismos, pero los productos químicos utilizados en su producción fueron los mismos.
Estos comprendían pesticidas y herbicidas tales como el paraquat, prohibidos en los Estados Unidos, y estos cultivos necesitan también decenas de millones de litros de queroseno, ácido sulfúrico, acetona, cemento y otros contaminantes son vertidos cada año sobre el suelo y en los ríos vecinos, envenenando plantas, animales y organismos acuáticos.
Daños colaterales
La producción de 1 kilo de cristales de metanfetamina genera 6 kilos de residuos tóxicos, incluyebdo el fósforo rojo nefasto para los organismos acuáticos, explica The Ecologist. Tambien según la revista británica, la producción de tabaco sería responsable del 5 % de desforestación en África y del 20 % de la de Malawi. Los miles de millones de filtros de cigarrillo desechados cada año representan también un peligro para el medio ambiente. Compuestos de acetato de celulosa, pueden poner hasta los quince años para degradarse en la naturaleza. Según el informe "International Coastal Cleanup 2009" de la ONG Ocean Conservancy, los cigarrillos y sus filtros constituirían el 28 % de los residuos recogido en los bordes del mar.
El mercado de la coca es ventajoso para los campesinos
Así como para muchos de otras drogas, los toxicómanos inveterados (adictos) representan una minoría de los consumidores de cocaína. La gran mayoría son unos consumidores ocasionales, a partir de un amplio espectro de la sociedad. Hay incluso muchos ambientalistas, ecólogos entre ellos. Según las últimas cifras del Observatorio Europeo de las Drogas y de las Toxicomanías, consideramos que 12 millones de europeos de una edad comprendida entre 15 y 64 años ya consumieron cocaína. Según las informaciones del ministerio del interior británico, es a veces posible proporcionarse una línea de cocaína para 1 libra (€ 1.10).¡ No más caro que una taza de café! A primera vista, puede parecer descabellado de imputar el écocidio del bosque amazónico a celebridades que conducen los Hummer, festejan entre miembros del jet-set y esnifando cocaina.Pero el informe del 2008 del Órgano internacional de control de los estupefacientes (OICS, una agencia de la ONU)[1] subrayaba por primera vez la influencia nefasta que actores, deportistas y músicos que se drogan pueden tener sobre sus fans. Leemos allí: "Celebridades que cometen infracciones ligadas a la droga pueden influir profundamente sobre la actitud, los valores y el comportamiento del público con respecto al abuso de drogas, en particular los jóvenes, que todavía no tienen opinión firme y bien explicado sobre el asunto."Alun Morinan, un consejero científico de la organización benéfico Hope UK, que labora por la prevención de la toxicomanía, comparte esta opinión: "Cuando usted ve estos periódicos gratuitos londinenses con sus fotos de celebridades que pasan tan fácilmente de los clubs de noche a los centros de desintoxicación que si debían efectuar un control técnico, usted comprende por qué los jóvenes admiran su modo de vida. "
La cocaína destronó el café como el primer producto colombiano cuando el gobierno peruano comenzó a desaparecer sistemáticamente todos los pequeños aviones sospechosos de tráfico de droga y que la producción se desplazó en Colombia. La demanda de cocaína hace que el lugar de los productores de coca en la economía mundial es diferente del ocupado por los productores de alimentos. Los campesinos colombianos producen hojas de coca porque saben que es un mercado interesante, donde las ganancias son más altos que para otras cultivos. Sin volverse forzosamente ricos, están seguros de poder ofrecerle una mejor ingreso económico a su familia.
"Para que los esfuerzos de erradicación estén dando sus frutos, hubo que proceder a inversiones durante décadas y directamente dialogar con los productores ", subraya Liliana M . Dávalos, profesor titular de grupo de investigación interdisciplinario sobre el medio ambiente Universidad de Stony Brook, Nueva York."Tailandia y Laos redujeron por ejemplo considerablemente su producción de opio tendiéndoles la mano a los productores, prometiéndoles escuelas, caminos y centros de salud para incitarles a dejar sus tierras de bajo rendimiento, mediante la subvención de las cooperativas agrícolas, asegurándoles un apoyo técnico y prácticamente garantizando la compra de los productos agrícolas legales."
Las drogas participan en el calentamiento climático
Podemos posiblemente contemplar otra estrategia para combatir esta demanda. En la educación, por ejemplo, los efectos del consumo de droga sobre el entorno podrían ser utilizados para sensibilizar más a los niños del tema, en particular los que son resistentes a los argumentos ligados a la salud y al bienestar mental. Precisamente es lo que recomienda la última directiva del gobierno británico, titulada " Drugs: Guidance for Schools " (Droga: una iniciativa para las escuelas). Leemos allí que la enseñanza debería darles a los niños la ocasión de reflexionar sobre su comportamiento con respecto a los estupefacientes y ayudarles a desarrollar las capacidades requeridas para hacer elecciones bien informadas, en lugar de contentarse con procurar mejorar sus conocimientos sobre la cuestión. Siobhan Farmer, consejero para la salud en las escuelas del concejo municipal de St Helens, en Lancashire [Reino Unido], estima que, si esto no marcha para todos los niños, el estudio de las consecuencias del consumo ocasional de droga les ofrece la posibilidad a los profesores y a los alumnos de mostrarse más creativos en el análisis del papel de la droga en la sociedad de hoy. "Podemos unir el estudio del asunto, dice, a sujetos más vastos tales como la ciudadanía (que cubre la política, los derechos y las responsabilidades), la geografía, la biología y la sociología."
¿No podríamos, por ejemplo, pedirles a los niños estudiar los efectos del consumo de cocaína en la rana dorada, una especie recientemente descubierta, de la talla de una uña, cuyo hábitat apenas de 0,4 hectárea se encuentra en las montañas lejanas de Colombia? ¿ Cuáles discusiones podría suscitar la comprensión de los efectos del consumo de éxtasis sobre los tigres, los armadillos, los pavos reales, los pitones y otros gatos monteses, cogidos en la trampa para ser comidos o vendidos ilegalmente por los propietarios de los laboratorios situados en los montes Cardamomo, en Camboya?Si conocieran estos hechos, posiblemente ciertos niños mirarían de otro ojo las celebridades que se drogan. Para muchos consumidores, la droga es un medio de escapar de las realidades duras de la vida, y la amenaza inminente del calentamiento climático verdaderamente no les levanta el ánimo. Hasta cuando las perspectivas son sombrías, nos agarramos a nuestro derecho a la felicidad. Pero todo esto debe cambiar. Los efectos de la producción de metanfétamina y la industrialización del cultivo de la marihuana son menos graves, parece, para el recalentamiento planetario, pero existen unos lazos manifiestos entra el uso de cocaína y de éxtasis y la desaparición de los bosques tropicales húmedos.Son los mismos bosques que, según un estudio reciente publicado en la revista Nature, absorben cerca del 18 % del CO2 liberado cada año a la atmósfera por la utilización de combustibles fósiles. El impacto medioambiental de la producción de opio en Afganistán (que representa más de 90 % de las existencias mundiales de heroína) es menos fácil de determinar, pero saben que más de la mitad de los bosques de tres provincias afganas ha sido destruida en veinticinco años de conflicto.
A menos que los gobiernos decidan de repente librar de estupefacientes bajo receta sacando de reservas sostenibles o establezcan una etiqueta bio, incumbe a los consumidores de droga de  reflexionar sobre la amenaza inminente que plantea su dependencia en el medio ambiente.[2]
Referencia:
[1] Reporte 2008 de OICS
[2] Courrier International

No comments:

Post a Comment

Recuerde que sus comentarios son muy importantes, por lo que se pide un mínimo de respeto entre todos (escritores y lectores), este es un espacio para que Usted puede interaccionar de forma altura y demostrando educación.

Todos nuestros comentarios serán aprobados en cuestión de segundos.

Se prohíbe comentarios ofensivos, racistas y demás que puedan perjudicar la integridad o susceptibilidad de los lectores.

Ciencia y Debate, se reserva el derecho a eliminar comentarios que no cumplan con nuestros términos y condiciones establecidas.

NO ESCRIBA EN MAYÚSCULAS, las personas podrían pensar que grita o agresión!, si lo hace procederemos a filtrar su comentario.

Todos los comentarios son enviados por sus respectivos autores, necesariamente Ciencia y Debate no se responsabiliza por ningún calificativo o adjetivo usado por las mismas. Gracias

Twitter Delicious Facebook Digg Favorites More